Tfno: 949 20 35 44 - 949 20 01 10 / WhatsApp: 638310858 marevaquimicos@hotmail.com

El COVID-19 ha llegado por sorpresa a nuestra vida y nos ha obligado a modificar los hábitos que teníamos en muchos sectores. Uno de ellos y sin duda el más importante ha sido nuestra higiene y la limpieza del hogar y de todos los objetos que usamos a diario. Pero no hay que pasar por alto un aspecto no menos importante, la comida.

¿Cómo desinfectar la comida y evitar el contagio?

Pues bien, a pesar de videos y noticas (algunas bulos) que corren por Internet, expertos en medicina han hecho una serie de recomendaciones sobre cómo desempaquetar y desinfectar los alimentos con el fin de mantener al virus a raya.

No hay que olvidar que cuando hablamos de la deseinfección de la comida no todo empieza en casa, sino desde el momento en el que nos disponemos a salir hacia el super. Pues bien, he aquí unos consejos:

Para comprar

Cuando vamos a comprar, es necesario seguir unas normas, a saber:

Mantenga la distancia en todo momento.  Póngase unos guantes plásticos sobre los suyos al entrar al super. Con un papel y alcohol, desinfecte el mango del carrito y aquellas zonas que pueda tocar.

No se toque la cara ni la nariz.  No toque lo que no vaya a comprar.  No vaya al super si tiene problemas de respiración. Haz una lista para que gastes el menor tiempo posible en la compra.

Adquiere alimentos al menos para dos semanas.  Y una vez en casa… Coge los alimentos que necesiten frío y pasa un papel con deseinfectante por ellos.  Limpia la zona en la que los vas a colocar.  Si puedes, deja el resto de alimento en la entrada durante un par de horas o tres. Una vez que vayas a colocar, desinfecta con papel y alcohol o gel desinfectante los envoltorios y las bolsas de plástico.  Saca cada cosa del envoltorio. Por ejemplo, pon legumbres en tuppers o botes, el pan en un recipiente, o saca la bolsa de cereales de la caja de cartón, etc.

Las verduras y las frutas es recomendable sumergirlas en agua con unas gotas de lejía o agua de plata durante veinte minutos.  Si has pedido comida para llevar, sácala de sus paquetes y ponla en platos. Evita usar las servilletas y salsas que te hayan metido en la bolsa. Usa las que tengas en casa.

Estos son consejos básico con los que puedes sentirte más tranquilo, pero recuerda que la obsesión no lleva a ningún lado. Los alimentos no transmiten el virus, así que no le tengas miedo a la comida. Eso sí, no olvides tomar un mínimo de precauciones con el fin de protegerte a ti y también a los demás. Porque hoy la vida de todos depende de los demás, y cada uno jugamos un papel esencial.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies