Tfno: 949 20 35 44 - 949 20 01 10 / WhatsApp: 638310858 marevaquimicos@hotmail.com

Es una función vital la de mantener en condiciones óptimas de limpieza los espacios destinados a la ejecución de los trabajos, áreas de oficinas, locales comerciales, naves industriales… Y para conseguirlo, debemos tener el material apropiado, y uno de los más eficientes, que no debe faltar en ningún caso entre el material dedicado a la limpieza son las fregonas industriales, fregonas pensadas para abarcar más superficie, con mayor resistencia y con un mocho circular.

Comúnmente y para uso particular, recurrimos a las clásicas fregonas de microfibras, hecha con hebras o tiras que ofrecen una buena resistencia y son buenas para todo tipo de suelos, con gran capacidad de absorción. Las fregonas de algodón, en cambio, son buenas para suelos duros, como el mármol, más pesadas que las anteriores y con las que hay que realizar un mayor esfuerzo para escurrirlas. Podríamos incluir en este tipo a las fregonas con esponja, que son las más utilizadas para absorber grandes cantidades de agua.

Fregonas industriales

Pero en relación a las industriales, aquellas que utilizamos en el terreno profesional, podemos diferenciar tres tipos fundamentales.

Fregonas profesionales; son, como hemos indicado, las que tienen el mocho redondo para encajar, enroscando, el palo por un parte, y por la otra encaja el textil, que puede ser en tiras o hilos, fijados en su centro. Por su parte, el cubo llevará un escurridor normal, clásico y estándar, cuya función se ejecutará al ejercer la presión necesaria al forzar el mocho con el movimiento típico giratorio hacia la izquierda.

Fregonas industriales de pinza; sus principales diferencias con las profesionales son su mayor volumen, ideal para cubrir grandes superficies, por lo que el cubo llevará incorporado unas ruedas para facilitar su transporte. El cubo suele ser también proporcionalmente más grande que el profesional, y tiene un sistema de escurrido con palanca, o sin ella, que efectúa una presión de prensa. El palo también suele ser de mayor tamaño y llevar pinza y fregona.

Fregonas industriales giratorias; estas fregonas poseen un diseño circular para que al limpiar abarque una mayor superficie, posee un mecanismo con rótula giratoria en el mocho, con lo que se facilita notablemente el movimiento de la fregona. Para usar este modelo se requieren cubos con las mismas medidas y formas, con escurridores que se adapten a las exigencias de la propia fregona, incluso algunos pueden poseer un pedal para facilitar el escurrido.

Por último, creemos importante señalar que estos elementos de limpieza necesitan un cuidado y un mantenimiento constantes después de cada uso si queremos que se prolongue su función de manera eficaz. Para ello es conveniente que al menos cada dos semanas se realice una limpieza en profundidad de cada fregona, además de una limpieza puntual cada vez que finalice su jornada. Se podrá utilizar el propio cubo de la fregona, vaciando su contenido y procediendo al aclarado de los restos o poso. Después se le añadirá agua limpia y un poco de jabón, que puede ser lejía. Dejaremos que absorba el agua y después volveremos a  secar apretando el mocho como lo hacemos habitualmente. En caso de que persistan olores fuertes deberíamos dejar al menos durante media hora el mocho en remojo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies