Tfno: 949 20 35 44 - 949 20 01 10 / WhatsApp: 638310858 marevaquimicos@hotmail.com

Una buena higiene y limpieza son necesarias para cuidar de la salud de las personas, especialmente en lugares muy transitados como puede ser un colegio. Aunque cada una de las personas que pasa por ahí, ya sea para recibir o dar clases, tiene un mínimo de responsabilidad para mantener limpio el lugar, un mantenimiento y limpieza más exhaustivos son cruciales.

Las posibilidades de contraer enfermedades en colegios y guarderías es muy elevada, pues los niños son susceptibles a ellas. Sin contar que, muchos van enfermos y en el aire reinan gérmenes y bacterias que pueden contagiarse al resto. ¿Cómo realizar una limpieza en colegios efectiva?

Cómo limpiar un colegio de forma exhaustiva

Limpiar un colegio es mucho más que dejarlo limpio, debe quedar impoluto y sin peligros de bacterias para los niños. Los pasos a seguir para lograrlo son los siguientes:

Limpieza

Se elimina toda clase de impurezas de las superficies como muebles, suelos, ventanas, etc. A través de productos de limpieza básicos y paños de algodón se elimina la suciedad que está a la vista. Es el primer paso de limpieza en colegios.

Desinfección

Aquí es donde entran productos químicos que matan gérmenes y otros microorganismos. El Ministerio de Salud aprobó hace unos años unas normas y requisitos que cumplir al realizar limpiezas en lugares públicos y privados con mucho tránsito de personas.

Estas normas son conocidas por empresas especializadas que también cumplen los requisitos, por lo que el trabajo de limpiar un colegio debe ser llevado a cabo por alguna de ellas.

Sanitización

Junto con agua caliente o vapor, los productos químicos actúan para eliminar por completo cualquier resto de bacterias o gérmenes que hayan podido quedar tras la limpieza.

Es importante que todo este proceso lo hagan profesionales que cumplan con todo lo estipulado por la ley a fin de garantizar una higiene óptima que cuide de la salud de todos.

Otros consejos para limpiar un colegio

Es importante seguir una serie de pasos que optimicen la limpieza. Por ejemplo:

Limpiar a fondo las salas, despachos y aulas, sin dejar rincones.  Aumentar la limpieza en periodos clave como la vuelta de vacaciones o cuando hay concursos, campeonatos u otros eventos. También épocas como la primavera y el invierno en el que las alergias y los resfriados están en auge y pueden contagiarse con facilidad.  Ventilar. Es importante antes y mientras se limpia, ventilar todo muy bien.  No dejar alfombras. Los textiles son nido de ácaros, aunque a veces son necesarias. Hay que aspirarlas a fondo y usar un producto antiácaros para mantenerlas desinfectadas. Una vez al mes, lavarlas con agua y detergente.

Con estos consejos y pasos ya puedes conocer cómo es el proceso de limpiar un colegio. Si necesitas la ayuda de profesionales, ponte en contacto con nosotros y te elaboraremos un presupuesto que se adapte a tus necesidades.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies