Tfno: 949 20 35 44 - 949 20 01 10 / WhatsApp: 638310858 marevaquimicos@hotmail.com

Las alfombras y moquetas crean una ambiente cálido, acogedor y familiar en nuestro hogar.

Bondades que vienen acompañadas de características menos agradables:

Y es que las alfombras y moquetas se componen principalmente de fibras vegetales, las cuales son muy absorbentes y acumulan polvo. A la larga esto se traduce en un foco de bacterias, manchas y el perfecto asentamiento de los ácaros.

Por otro lado las moquetas y alfombras son elementos muy preciados, no suelen resultar económicas y tenemos miedo de limpiarlas más de la cuenta o con productos que las estropeen.

Un buen consejo es contratar a una empresa de limpieza profesional, o en su defecto utilizar productos específicos que respetan el color, el acabado y la textura.

Vamos con algunos consejos que te ayudarán a mantener tus alfombras y moquetas impecables si decides ser tú quien las limpie. También te serán útiles si delegas la tarea en una tercera persona sin experiencia:

Consejos para limpiar una moqueta (También válidos para alfombras)

1- Elige productos de limpieza para moquetas

Estos productos reavivan los colores de las fibras textiles y en su mayoría resultan inocuos para la piel, resultando perfectos para limpiar a mano. Un claro ejemplo de este tipo de productos es Carpet Plus, un limpiador líquido, efectivo y muy fácil de utilizar.

2- Pasa la aspiradora con regularidad

Pasar la aspiradora dos veces en semana, o diariamente si tienes niños o mascotas, evita que se acumule el polvo, los pelos y la arena entre el rizo. Un sencillo gesto que previene los ácaros y facilita la limpieza a fondo llegado el momento.

Pasa el aspirador por las dos caras si tu moqueta o alfombra se puede “despegar” del suelo.

3- Limpia de inmediato los líquidos derramados

En especial los líquidos difíciles de limpiar como por ejemplo las manchas de vino. Pasa un trapo mojado lo más rápido posible para evitar que las fibras absorban el líquido (Si esto pasa la mancha quedará fijada y en muchos casos no habrá vuelta atrás)

Realiza una limpieza profunda, por ejemplo con el producto limpiador que recomendamos en el primer consejo lo más rápido posible. Es muy importante que la zona manchada permanezca mojada hasta que puedas limpiarla en profundidad.

4- Cambia la posición una vez al año 

Para evitar que las moquetas y alfombras se desgasten o acumulen demasiada suciedad en zonas concretas, conviene cambiarlas de posición al menos una vez al año.

Es muy importante que los muebles no permanezcan sobre ellas de la misma manera todo el tiempo para evitar líneas imborrables en la superficie de la moqueta.

5- Cuidado con el agua demasiado caliente

Para limpiar moquetas correctamente el agua no debe superar los 30 o 40º, una temperatura demasiado alta podría estropear el color de las fibras y la textura del rizo.

6- Evita el centrifugado y deja que sequen extendidas

El proceso de centrifugado de la lavadora puede deformar la moqueta por lo que conviene lavarlas a mano siempre que sea posible. También es mejor idea dejar que sequen completamente extendidas para que el proceso de secado no fije una forma inadecuada, por ejemplo pliegues o dobleces.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies