Tfno: 949 20 35 44 - 949 20 01 10 / WhatsApp: 638310858 marevaquimicos@hotmail.com

AL igual que un desengrasante normal que podemos usar, por ejemplo, para limpiar nuestra cocina, un desengrasante industrial funciona igual, pero a gran escala. Básicamente, un desengrasante está formado casi siempre por algunas sustancias tanto ácidas, como neutras o también alcalinas, lo que nos permite dejar todo totalmente limpio de cualquier tipo de grasa, suciedad o aceites de cualquier tipo de suelo, pared o superficie en general que lo necesite, ya estemos trabajando en una gran nave industrial o en una más a pequeña escala, no importa, si estamos usando maquinaria pesada que utiliza aceites o grasas, dejará mancha, por ello es importante un buen desengrasante industrial.

Estos desengrasantes pueden estar compuestos de dos maneras distintas, tanto de productos naturales, como de productos que sean artificiales, en ambos casos el fin siempre es el mismo, la eliminación de cualquier suciedad mediante unas reacciones químicas, aunque eso sí, dependiendo el tipo de fórmula que tenga el desengrasante, tendrá un efecto u otro. Por ello, existen dos tipos de reacciones distintas, por un lado, tenemos los desengrasantes formulados en bases disolventes, y por otro, los desengrasantes formulados en bases de agua.

Los desengrasantes formulados en bases disolventes realizan una disolución total tanto de grasas como de aceites gracias a su eficacia en la disolución. Y la diferencia con los disolventes formulados con base de agua es que estos utilizan la reacción de emulsión, lo que quiere decir, que una molécula de desengrasante, actúa directamente en una de grasa o aceite para que su adherencia con la superficie desaparezca, con lo cual la facilidad para quitarlo es mucho mayor.

Tipos y usos de los desengrasantes

Como hemos podido ver, hay tipos de desengrasante orgánicos que su función es despegar, por así decirlo, las grasas y los aceites de cualquier tipo de superficie, y esto es gracias a que tanto el disolvente, como la grasa están hechos de la misma característica que los solventes, ya que suelen ser aceites de tipo mineral o sintético, habitualmente sacados o derivados del petróleo, con lo cual hacen una similitud enorme con los desengrasantes, por lo que el porcentaje de quitar toda molécula llega prácticamente al 100%.

Una cosa importante a tener en cuenta, es fijarse si en el desengrasante industrial que hemos comprado viene específico que es anticorrosivo, ya que esto es muy importante sobre todo si lo vamos a usar en materiales como el metal. Antes, estos desengrasantes eran altamente corrosivos, por lo que el metal u otras superficies se veían destrozadas con unos cuantos lavados, pero si usamos uno anticorrosivo, haremos que el material perdure más en el tiempo. También destacar que este tipo de desengrasante lo puedes encontrar tanto de forma neutra, como de forma ácida.

Ventajas y desventajas de usar un desengrasante orgánico e inorgánico

Hay algunas ventajas y desventajas que debes saber antes de decantarte por un tipo de desengrasante u otro, ya que no son iguales, por lo que estas ideas quizá te ayuden en la elección.

Por ejemplo, un desengrasante orgánico suele ser más económico, más rápido a la hora de actuar y no tiene gastos de energía, pero, por otro lado, un desengrasante inorgánico cuida mucho mas de tu salud reduciendo los riesgos.

Sin embargo, las desventajas de un desengrasante orgánico pueden venir de sus vapores, pero los inorgánicos suelen costar más dinero, es más lento ya que antes de aplicar deben calentarse, la instalación suele ser más aparatosa y la gestión para la eliminación total suele ser bastante cara.

Métodos de aplicación

Es otra cosa a tener en cuenta, ya que no todos los desengrasantes se aplican igual, por ejemplo, podemos hacerlo de forma manual, por supuesto, este método se usará cuando el local no es muy grande o si quieres eliminar suciedad puntual en una zona determinada.

También tenemos la hidro limpiadora, que es una maquina con la que habitualmente se desengrasan coches, fachadas enteras, suelos de jardines, etc. Estas máquinas funcionan tanto con agua en caliente, como agua neutra a presión.

También tenemos el método de inmersión, que por un lado puede haberse quedado un poco obsoleto, pero sigue teniendo la ventaja de buen ahorro de dinero desde su instalación.

Y el método por aspersión, gracias a sus chorros de agua a presión en frío o caliente, deja todo lo que quieras libre de grasa o aceite.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies