Tfno: 949 20 35 44 - 949 20 01 10 / WhatsApp: 638310858 marevaquimicos@hotmail.com

La tarea de quitar las manchas de grasa puede ser una de las labores más habituales en una cocina profesional. Para limpiar estas superficies correctamente y cumplir con las directrices en higiene alimentaria, será crucial disponer de productos de limpieza específicos que ofrezcan calidad y un rendimiento apropiado y además tengan la capacidad de minimizar el esfuerzo y el tiempo de limpieza los trabajadores.

Los desengrasantes son productos limpiadores alcalinos capaces de eliminar cualquier tipo de residuo sobre superficies que han estado en contacto con materiales orgánicos o sustancias de origen vegetal o animal aceites, mantequillas, magros o grasas.

Este tipo de grasas, ingredientes y restos sometidos a altas temperaturas, producen residuos sobre las superficies o utensilios de metal como ollas, cacerolas y planchas de cocina provocando manchas de carbonilla en las mismas que si no son concienzudamente retirados, pueden traspasar malos sabores a otros alimentos e incluso ser algo peligrosos.

Tipos de desengrasantes

Los desengrasantes poco alcalinos

La alta alcalinidad de los desengrasantes es perfecta para eliminar la grasa de forma eficiente y fulminante, pero también puede provocar daños en los útiles y superficies de metal sobre los que actúan este tipo de limpiador por su alto poder corrosivo que, a veces, no es necesario. Por este motivo existen quita grasas de baja alcalinidad que eliminan la grasa de superficies delicadas sin afectar al material del que están hechos como aluminio u otros materiales que pueden ser susceptibles de ser corroídos. Son perfectos para sartenes u ollas.

Los desengrasantes de alta concentración alcalina

Son los más efectivos y resolutivos sobre superficies como las planchas de cocina, los hornos, o las campanas extractoras y en cualquier superficie en la que se haya cocinado grasa de origen animal o vegetal como manteca o carnes magras rojas. Estas sustancias al quemarse se fijan en las superficies haciendo imprescindible el uso de desengrasantes alcalinos para retirarlas. Este tipo de desengrasante es muy potente y resolverá este tipo de limpieza.

Desengrasantes en condiciones de baja temperatura

Este tipo de producto desengrasante es muy útil y efectivo sobre manchas de grasa en ambientes a baja temperatura, es decir, espacios en los que se debe mantener una baja temperatura constante como cámaras de frío o arcones congeladores. Los restos de grasa también se concentran en estos lugares y no se deben pasar por alto, aunque pasen más desapercibidos que los sitios donde directamente se cocina. Gracias a su especial formulación, este producto tiene su punto de congelación muy bajo por lo que no se congela y permite elimina la grasa y suciedad de superficies que se encuentran bajo cero, sin que se tenga que romper la cadena de frío de los productos que están almacenados en el lugar que se está limpiando.

Limpiadores multiusos desengrasantes

Los limpiadores multiusos desengrasantes están indicados para la limpieza general de todo tipo de mobiliario con un grado bajo de suciedad y grasa. Son bastante versátiles y resuelven la limpieza diaria más que las jornadas de limpieza en profundidad de los establecimientos y cocinas. Se emplean pulverizando sobre un paño o directamente, dejando de una pasada limpia la superficie a tratar. Dejan un acabado perfecto con un agradable aroma a limpio.

La importancia de la limpieza en hostelería

La limpieza y la higiene en un negocio de hostelería es un aspecto crucial, ya no solo por la imagen hacía al cliente en el comedor o las cocinas que están a la vista sino también por el cumplimiento de la normativa sanitaria. Tanto el equipamiento de hostelería como los suministros de hostelería deben estar en unas condiciones óptimas de limpieza. Aunque contratemos una empresa de limpieza industrial para locales de hostelería, hay un mantenimiento diario que se tendrá que realizar y el conocimiento de los productos desengrasantes tiene un importante papel.

Limpiar a fondo el equipamiento de hostelería después de finalizar los trabajos de cocina es indispensable así como eliminar todo resto de comida que pueda haber en las superficies. No se debe olvidar recoger la basura y cerrarla bien para evitar los malos olores y la entrada de insectos en el local. Se deben limpiar los hornos y fogones de acuerdo con las indicaciones del fabricante, utilizando productos de limpieza hostelería indicados y recomendados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies